Log in Subscribe

Cómo podemos reducir la brecha de equidad digital para encaminar a los estudiantes hacia el éxito

Posted

(BPT) - Si bien la sensación “de normalidad” ha regresado nuevamente a las aulas, desde kindergarten a 12.o grado, el cambio está siempre presente. Aunque la mayoría de los estudiantes pueden asistir a clases en persona, el retraso en el aprendizaje con el cierre de las escuelas a consecuencia del COVID es evidente, especialmente en los alumnos que carecen de acceso a Internet.

La pandemia aceleró una brecha de equidad digital ya existente: la diferencia entre los estudiantes que cuentan con acceso confiable a la tecnología y el Internet, y los que no lo tienen. La conectividad en el entorno de aprendizaje actual es una necesidad, para que los estudiantes tengan oportunidades equitativas de aprendizaje y, por ende, prosperar.

Cómo descifrar la brecha digital

Antes de la pandemia, la brecha de equidad digital era como un volcán borboteando bajo la superficie. Allen Pratt, director ejecutivo de la Asociación Nacional de Educación Rural (o National Rural Education Association), pronosticó en un artículo de opinión publicado en 2019 los peligros del acceso inadecuado a Internet: “Sin conectividad de banda ancha, los niños residentes en áreas rurales se están preparando para competir en una economía del siglo XXI con herramientas del siglo XX”.

Cuando llegó la pandemia, el volcán entró en erupción. A medida que fueron cerrando las aulas en todo el país, el aprendizaje de millones de niños casi se detuvo, debido a la falta de tecnología y conectividad a Internet para continuar realizando su trabajo escolar. En la actualidad esa pérdida de aprendizaje empeora, ya que los maestros tienen la abrumadora tarea de ayudar a los alumnos a ponerse al día cuando tienen meses de retraso.

De hecho, el Centro Nacional de Estadísticas de Educación (o National Center for Education Statistics) publicó puntajes de progreso educativo que demuestran lo devastador que ha sido el aprendizaje en los dos últimos años; inconcluso para los alumnos de 9 años, particularmente los más vulnerables. Mientras que los puntajes de matemáticas y lectura disminuyeron en todos los ámbitos, los estudiantes negros e hispanos perdieron 13 y 8 puntos respectivamente, en comparación con 5 puntos en los estudiantes blancos.

Según Andrew Ho, profesor de educación en Harvard cuyos comentarios sobre los puntajes fueron citados en un artículo reciente de The New York Times, cada punto perdido es el equivalente a unas tres semanas de aprendizaje. O sea, 39 semanas de aprendizaje perdido solo en el caso de los estudiantes negros.

Cómo cerrar la brecha

Reducir la brecha de equidad digital es vital para recuperar la pérdida de aprendizaje provocada por la pandemia, así como para encaminar a todos los estudiantes hacia el éxito en el futuro. Por esa razón, algunas compañías de tecnología están dando un paso al frente para liderar el camino y ayudar a los estudiantes de todo el país, especialmente a aquellos ignorados históricamente.

“T-Mobile anunció nuestra iniciativa del Proyecto 10Millones en 2019 y la inició en 2020. Fuimos testigos directos de este problema masivo y nos propusimos erradicarlo. Nos activamos para alcanzar la meta audaz de proporcionar a diez millones de estudiantes en riesgo puntos de acceso gratuitos, planes de datos sin costo alguno o altamente subsidiados, y acceso a computadoras portátiles y tabletas a precio de costo”, afirma Mike Sievert, director ejecutivo de T-Mobile.

Desde la puesta en marcha de la iniciativa, T-Mobile ha invertido $3.65 mil millones en servicios para conectar a más de 4.3 millones de estudiantes, mediante la colaboración con distritos escolares y familias de alumnos en todo el país. Una cifra especialmente importante en la medida que los entornos escolares híbridos se convierten en la nueva normalidad, donde los niños necesitan conectarse a Internet para hacer sus tareas y estudiar en horario extraescolar.

“Aunque hemos trabajado intensamente con más de 1,500 distritos escolares en Estados Unidos, y tenemos opciones disponibles para que los consumidores participen directamente en el programa; también hemos obtenido excelentes resultados con nuevos enfoques. Nos estamos asociando con redes juveniles importantes como Big Brothers Big Sisters of America, que amplía nuestro alcance a las 230 agencias de la institución sin fines de lucro en 5,000 comunidades”, concluye Sievert.

Los padres y tutores de estudiantes elegibles de kindergarten a 12.o grado pueden inscribirse en el Proyecto 10Millones visitando es.T-Mobile.com/proyecto10millones. Los administradores escolares y educadores pueden obtener más información sobre el Proyecto 10Millones y hacer la solicitud para su distrito en es.T-Mobile.com/p10m.